Hablamos con Jenny Moix: psicología, fisioterapia y nuestros pacientes con dolor

Como recordaréis los asistentes, y si no así os lo cuento, durante el congreso de hace unos días contamos con la presencia de Jenny Moix, en la mesa dedicada a la psicología y el dolor.

Jenny Moix es licenciada y doctora en psicología, profesora titular de la Universidad Autónoma de Barcelona, y autora de los libros: Cara a cara con tu dolor, Manual del dolor y Felicidad Flexible, así como de numerosos artículos científicos de psicología.  Jenny también es colaboradora habitual del País Semanal. En su web podéis encontrar más información.

Tras transmitirle la idea, accedió a colaborar en nuestro blog resolviendo algunas dudas, que a continuación os presento en algo así como una entrevista:

Yo (Carlos López Cubas): Durante la anamnesis que los fisioterapeutas hacemos a nuestros pacientes, saber detectar los factores de riesgo psicosocial (las llamadas banderas amarillas) se plantea como una tarea de especial importancia. Al detectar algunos de estos factores, muchas veces nos planteamos si la intervención de un psicólogo podría ser oportuna. ¿Cuando crees que es así?

Jenny Moix:  Siempre. Déjame que matice. Todos podemos crecer como personas, todas las vidas son mejorables y la psicología es una potente herramienta que nos puede ayudar. Los pacientes que sufren dolor crónico cuanto más sanos se encuentren psicológicamente, mejor podrán afrontarlo y eso les puede ayudar a disminuirlo o incluso eliminarlo. Como soy consciente de que mi respuesta es utópica, también te podría contestar que los fisioterapeutas derivarais el paciente al psicólogo cuando los índices de ansiedad y depresión fueran altos. Es lo que normalmente se aconseja ya que estas dos emociones (la ansiedad y la depresión) suelen incrementar el dolor. Sin embargo, yo no lo aconsejaría. No lo haría porque lo que nos hemos de preguntar no es ¿Quién necesita acudir al psicólogo? Sino ¿Quién se puede beneficiar de él? Me refiero a que está claro que cuando los sentimientos negativos son elevados es necesario tratamiento, pero si el paciente no lo siente así no hay nada que hacer. Creo que los pacientes que se pueden beneficiar más son los que creen que la terapia psicológica les puede ayudar. Quizás lo que deberíais hacer los fisioterapeutas es explicarles que su dolor incrementa las emociones negativas y que eso provoca un incremento a su vez del dolor y que las técnicas psicológicas se han mostrado efectivas para romper este círculo vicioso. Y después de esta explicación preguntarles si les gustaría aprender esas herramientas psicológicas para disminuir su dolor. Su respuesta sería la clave.

Los fisioterapeutas estamos aprovechando los últimos avances en la neurociencia relacionada con los mecanismos del dolor, para aplicar lo que podríamos llamar neuropedagogía en nuestros pacientes con dolor crónico. Es una intervención educativa , nos convertimos en profesores, aunque hay quien piensa que nos estamos metiendo en terreno de psicólogos ¿Qué opinas? 

Opino que tenéis que hacerlo y que decir que os estáis metiendo en nuestro terreno es una chorrada inmensa (aunque quizás algunos de mis colegas no compartan mi opinión). Los humanos lo hemos troceado todo: la mente por un lado, el cuerpo por el otro. Son divisiones arbitrarias pero nos hemos creído que son reales. Vamos diciendo que al paciente se lo tiene que tratar de forma integral, pues debemos hacerlo. Es como si yo como psicóloga a un paciente mío tuviera que reprimirme de aconsejarle algo que veo claro (porque lo he leído en mil manuales) que tiene que cambiar de su postura porque no es mi campo ¿De verdad tengo que callarme?. No seamos ridículos poniendo tantas fronteras y protegiendo tanto nuestro territorio.

¿Qué es y qué aporta la terapia cognitiva conductual al tratamiento del paciente con dolor?

La terapia cognitivo-conductual es una terapia paquete. Esto es, incluye diferentes técnicas. Las enumero para que te hagas una idea:

  • Introducción a la terapia cognitivo-conductual
  • Respiración y relajación
  • Manejo de la atención
  • Reestructuración cognitiva
  • Solución de problemas
  • Manejo de las emociones y asertividad
  • Valores y establecimiento de objetivos
  • Organización del tiempo y actividades reforzantes
  • Ejercicio físico, higiene postural y del sueño, y prevención de recaídas

Bien ¿Y para cerrar?

Me gustaría añadir dos comentarios: el primero es que si os gustan los temas de psicología, en el facebook de mi libro voy colgando cositas, así que os invito a haceros seguidores.

También os quería comentar que el otro día en el congreso de fisioterapia, uno de los ponentes dijo que la fisioterapia es un gigante dormido. Estoy totalmente de acuerdo. Así que: DESPERTAD.