Te vendría bien el sentarte bien


La mayoría de los trabajadores actualmente hemos sido adoctrinados algún día por un señor encargado de “los Riesgos Laborales” en nuestra empresa. Nos enseñó a levantar cargas, a sentarnos bien y nos habló de hernias discales y síndromes del túnel carpiano. Incluso puede que nos encargara un reposapiés, un manos libres para el teléfono o una faja para levantar sacos de 50 kg.

Ya en los comentarios de una entrada anterior se planteó si existían estudios que evaluaran los resultados de dichas actuaciones en ergonomía en lo referente al dolor.

Pues bien, en esta revisión sistemática se evalúan una serie de ensayos aleatorios controlados sobre  actuaciones ergonómicas y llega a la conclusión de que hay poca evidencia en que las intervenciones tanto físicas (sillas, adaptaciones y demás) como organizativas, sean más efectivas en reducir el dolor lumbar y cervical (incidencia/prevalencia e intensidad) a corto y largo plazo que  la no intervención.

Esto debería hacernos reflexionar en si realmente estamos obrando bien en el campo de la ergonomía o deberíamos remover ciertos conceptos “tradicionalistas” que quizá no sean tan efectivos cuando los sacamos del papel a la práctica.

Driessen MT, Proper KI, van Tulder MW, et al. The effectiveness of physical and organisational ergonomic interventions on low back pain and neck pain: a systematic review. Occup Environ Med 2010;67:277e85.

  1. Por no añadir el riesgo de difundir mensajes del tipo: “Claro como no usaba la faja para levantar peso”, “O tantos años trabajando en una silla tan poco ergonómica, me tenían que pasar factura”.

    Entiendo que en los estudios no se hace referencia a que la ergonomía sea iatrogénica, ¿no?

    Un saludo.

  2. No, son bastante cautos con las conclusiones y se quedan en la complejidad de los mecanismos del dolor. También es cierto que el efecto nocebo suele ser difícil de cuantificar.

  3. No me ha quedado claro una cosa hay que utilizar o no todas esas cosas que nos mandan los de riesgos laborales. yo tengo dolor lumbar pero es todo de cabeza ya que el dolor que tengo no se corresponde con el daño físico, digamos que mi cerebro está todo el día alerta a mi dolor lumbar que lleva contracturado como 20 años.
    Mi fisioterapeuta me dice que hable con mi cerebro y le mande mensajes como “el dolor no es para tanto, déjame vivir dedicate a otra cosa”

  4. Hola Mireia,
    dependerá del caso y la situación. El artículo hace referencia a que igual estamos dando consejos y “ayudas” ergonómicas alegremente sin tener en cuenta aspectos importantes como la neurofisiología del dolor.
    Te recomiendo (aparte de escuchar a tu fisio) que eches un vistazo a otras entradas del blog que hablan de ello y la lectura del libro “Explicando el dolor”.

Los comentarios están cerrados.