La ergonomía es cosa de niños (II): ¡Siéntate bien!


¿Cuántas veces habremos escuchado esa orden cuando éramos pequeños?

¿Y qué nos viene a la cabeza cuando la oímos?

Cerrad, cerrad los ojos y visualizar la postura.

¿Ya? ¿La habéis visto?

Seguramente la mayoría de nosotros hayamos coincidido en ese esquema de cadera a 90º, rodilla a 90º, tronco recto,… Pero, ¿tan genial es esa postura?

Viel (1) ya nos mostró que el hecho de recriminar a los niños por su afán contorsionista en el asiento no es muy recomendable. Es más, llevados por nuestra visión cuadriculada (y sin mucho respaldo en la evidencia) de la ergonomía, les forzamos a adoptar posiciones no solo no aconsejables por lo pernicioso del mantenimiento de la postura per se, sino que las mismas suponen aún más estrés a las estructuras que supuestamente queremos proteger (véase el borramiento de la lordosis lumbar producido con la flexión de cadera, aún más marcado en los niños).

Como ya comentamos con el tema de las mochilas, la relación entre la sedestación y la presencia de dolor lumbar crónico en los niños es más que vaga. Algunos estudios no encuentran diferencias entre las posturas adoptadas en niños sin dolor y con dolor (aunque sí dentro de los diferentes subgrupos de estos últimos) (2), ni algunas posturas que nos podrían horrorizar provocan el desarrollo del mismo (3).  Tampoco la postura es predictiva para el dolor cervical/hombro (5).

Pese a ello, seguramente sigamos imponiendo los grilletes de una postura mantenida y poco “ergonómica”, e incluso gastándonos dinerales en mobiliario modificado sin que esté probada su utilidad para evitar los dolores de espalda (4).

¿Y si el cuerpo de los niños aún no está tan viciado por las rígidas posturas que imponemos los adultos y es más libre de colocarse como necesite?

(1) Viel E, Esnault M. Lumbalgias y Cervicalgias en la posición sentada. Masson. Barcelona 1999.

(2) Astfalck RG, O’Sullivan PB, Straker LM, Smith AJ, Burnett A, Paulo Caneiro J, et al. Sitting postures and trunk muscle activity in adolescents with and without nonspecific chronic low back pain: an analysis based on subclassification. Spine 2010;35(14):1387.

(3) O’Sullivan PB, Smith AJ, Beales DJ, Straker LM. Association of Biopsychosocial Factors With Degree of Slump in Sitting Posture and Self-Report of Back Pain in Adolescents: A Cross-Sectional Study. Phys Ther 2011;91(4):470-483.

(4) Saarni LA, Rimpelä AH, Nummi TH, Kaukiainen A, Salminen JJ, Nygård CH. Do ergonomically designed school workstations decrease musculoskeletal symptoms in children? A 26-month prospective follow-up study. Appl Ergon 2009;40(3):491-499.

(5) Straker LM, O Sullivan PB, Smith AJ, Perry MC, Coleman J. Sitting spinal posture in adolescents differs between genders, but is not clearly related to neck/shoulder pain: an observational study. Australian Journal of Physiotherapy 2008;54(2):127. 

  1. ¡Eh!, que no son los padres, que lo dice le medico ese de la foto. ¿O no le has visto la bata blanca?.

    Ademas, es tradicion, ¿donde iriamos sin el haz esto que le gusta a mama, no hagas eso que no le gusta a papa?.

  2. Yo no soy un niño… pero cada vez que voy a la universidad a un seminario nos colocan las sillas que puedes tomar apuntes con una mano (derecha y en menor frecuencia la izquierda). El “reposaculo” (no se como se llama la parte de la silla) es resbaladizo, y cuando llevo 30 min, ya no se como ponerme porque me resbalo hacia abajo y acabo que me duele todo.
    A ver si solucionan este factor porque a mi me incomoda muy seriamente!!

    Saludos Moises, gracias por la entrada.

  3. @fisiostyle: últimamente la ergonomía se está decantando por la noción de “comodidad subjetiva”, más que por los conceptos antiguos de una posición fija ideal, en la que se basan muchos diseños de mobiliario. Y ese “ya no sé cómo ponerme” es más importante de lo que creemos…

    @Valfus: mi tirón de orejas va para los profesionales que seguimos empeñados en transmitir ciertos mensajes a los padres (y de estos a los hijos). Eso no hace más que reforzar ciertas creencias que ya tienen los progenitores. Pero bueno, como dices, el adoctrinar a los hijos es una de las labores de los padres, ¿no?

    Gracias a los dos.

  4. Hay que llevar el estudio de la ergonomia a la escuela, quizás con mas importancia que otras asignaturas

  5. Desde el enfoque MDT Mckenzie los niños son los únicos que pueden sufrir “Síndrome postural”, pero ese síndrome se caracteriza por la desaparición del dolor inmediatamente cuando se abandona la postura incorrecta. Por tanto es difícil que dicha postura influya muy negativamente en la valoración de la producción o no de dolor, supongo que el niño al que le duele cambia de postura y ya está. Eso encaja con que la postura sentado sea mala o buena, no empeore muy significativamente la percepción de dolor por parte del niño.

    Por otro lado en los adultos está más que probado que la flexión sostenida o repetitiva excesiva lumbar es dañina para los discos (Nolan, Adams, Krammer…). Así que supongo que en los niños los discos aún están lo bastante sanos como para no sentir dolor. Pero no por eso, en mi opinión, hay que desdeñar el trabajo de reeducación postural en niños. Lo que haces ahí (ya seas padre o fisio o ambas cosas) es mejorar la postura del futuro adulto con problemas.

    Por otro lado, la postura correcta, tal y como muestran los estudios de McGill, no es estática. La constante de deformación plástica del colágeno está alrededor de los 20 minutos según Gracovetsky, así que lo normal es cambiar de postura antes de eso. Supongo que la elasticidad de los niños hace que puedan adoptar posturas de lo más variopintas y aberrantes.

    Lo interesante serían estudios que compararan grupos de adultos que recibieron reeducación postural y aquellos que no lo recibieron, su incidencia en la postura sentado y si eso varía la prevalencia del dolor lumbar. De eso no he leído. Si alguien tiene alguna referencia estaré agradecido.

  6. Respecto a lo que comentas de la flexión lumbar sostenida, esta flexión se empieza a producir cuando el ángulo de cadera es menor de 120-110º (y como he comentado, mucho antes incluso en niños). ¿Qué sentido tiene entonces el mantener los 90º que promulga la “postura correcta”?
    Y lo que comentas en el último párrafo…mejor lo dejamos para otra entrada, que creo que da para ello.
    Un saludo y gracias por el enfoque.

  7. estoy muy interesado en todo este tema y en lo que decis al respecto,esta claro que lo interesante es encontrar una revisión sistemática o un RCT de los grupos de adultos que recibieron reeducación postural y aquellos que no lo recibieron, sabeis donde encontrar algo al respecto? que opinian de todo lo relacionado con la ergonomia y la higiene posturalenfocado en el trabajador? espero respuesta,gracias.

Los comentarios están cerrados.